Esta receta es sencillamenteperfectapara fases de definición, pérdida de grasa,  o si estás haciendo una dietaLow Carb Vegana.

El objetivo es buscar un alimento que nos haga de sustituto de la soja para las boloñesas, ya que, como he dicho muchas veces, aunque no crea que la soja en dosis moderadas sea un peligro para la población sana, las personas veganas tienden a consumir demasiada soja (carnes y embutidos de soja, salsas de soja, leche de soja, yogures de soja…). Además, al tratarse de una boloñesa hecha con un fruto seco, resulta altamente saciante, y eso es perfecto para las personas que tienen ansiedad por la comida. Además, como he dicho en otras ocasiones, los frutos secos aportan muchas kcal, cierto, quegran parte de esas kcal las utilizamos en su propia digestión. Si a eso le sumamos que son muy saciantes, tenemos un alimento ideal para perder grasa (siempre utilizado con cabeza).

Bien, la idea principal la extraje de la maravillosa página de Mireia Gimeno, pero la he matizado para enfocarla hacia deportistas que deseen perder grasa corporal.

(La cantidad de frutos secos dependerá de cada persona, de las kcal que necesite y las que pueda incluír en esta comida. En esta receta voy a utilizar unos 50gr de pipas, que utilizaría para acompañar a algún cereal como arroz integral en pequeñas cantidades, por ejemplo, pero si fuera para mí utilizaría 80-100gr de pipas

RECETA DE LA BOLOÑESA DE PIPAS

Ingredientes (para 1 persona):

-50gr de pipas de calabaza. Si es posible que seancrudas, sin sal ni harinas(sí, a algunos frutos secos les añaden harina de arroz, por ejemplo). Utilizaremos semillas de calabaza en lugar de girasol porque tienen un mayor contenido de leucina, un aminoácido que en mayor presencia aumenta la síntesis proteica. Así pues, añadir semillas de calabaza a los cereales, que son bastante limitados en este aminoácido puede ser interesante para aumentar la síntesis proteica de esta comida. Las almendras también son ricas en leucina, con lo que otra buena opción sería utiliza almendras crudas y peladas para esta receta (aunque quizás no quede tan buena).

-Media cebolla

-2 tomates

-1 o 2 dientes de ajo

-Medio pimiento rojo pequeño

-Orégano

-Pimienta negra

-Sal marina sin refinar o sal del himalaya

-Aceite de coco

Preparación:

Para las pipas tenemos 2 opciones: comerlas crudas o cocinadas.

-Para comerlas crudas:Las pondremos a remojo en agua la noche anterior, y al día siguiente sólo tendremos que colarlas, molerlas y añadirlas al plato final.

-Para comerlas cocinadas (más sabrosas):

Opción 1 (si te gustan crujientes): Las tostaremos a fuego medio-lento en una sartén sin aceite, las batimos/molemos sin llegar a hacerlas polvo (que quede algo consistente para simular la textura de la boloñesa) y las añadiremos a la sartén de las verduras antes de ponerles la tapa.

Opción 2: Las molemos/trituramos y sofreímos con la cebolla, ajos y pimiento (todo picado) durante unos 10 minutos.

-Luego añadimos el tomate, orégano, pimienta negra y la sal, y lo dejamos a fuego medio-lento durante 15-20min más. tapado si te gusta que quede líquido, y destapado si lo prefieres más espeso

Es una receta muy sencilla de elaborar, muy nutritiva, muy saciante, rica en proteínas y grasas saludables. Además, el aceite de coco no se almacena como grasa, con lo que esta es una versión de la boloñesa de pipas más orientada a personas que desean reducir su grasa corporal o que tienen ansiedad por la comida.