GUANTES PARA ENTRENAR

GUANTES PARA ENTRENAR, ¿SÍ O NO? | Cómo cuidar tus manos

Utilizar guantes para entrenar, tanto en el GYM como en parques de calistenia y obstáculos es algo muy habitual. Sin embargo, la mayoría de las personas que los utilizan lo hace por inercia o porque lo han visto a otras personas, sin tener en cuenta sus ventajas y desventajas.

Bien, voy a explicarte cuál es mi opinión al respecto.

 

¿SON ÚTILES?

Como norma general, los guantes se suelen utilizar para evitar heridas en las manos producidas por los entrenamientos, rozaduras con las barras/material, etc… y por supuesto son efectivos para este fin, pero, ¿puede esto repercutir negativamente en nuestros resultados?

 

PUEDEN SER PELIGROSOS

El uso de guantes será útil si solo realizas ejercicios en máquinas de gimnasio o con poco peso como curl de bíceps, extensión de tríceps, etc… pero si pasamos a movimientos más dinámicos, pesados o explosivos como dominadas, trepar a la cuerda, peso muerto, ejercicios en paralelas, halterofilia, entrenamiento con kettlebells, etc… los guantes pueden convertirse en un verdadero lastre que lejos de ayudarnos, podría incluso aumentar el riesgo de lesión debido a que en ejercicios con mucho peso se pueden desplazar en nuestra mano o no agarrarse bien.

Imagina que estás trepando a la cuerda o haciendo dominadas, peso muerto pesado o swing con kettlebell y el guante empieza a escurrirse, menudo desastre.

 

SE PIERDE EL CONTACTO

Otro aspecto importante es que el grosor del guante hace que perdamos el contacto con la barra o el material de entrenamiento que estemos usando. Esto es un problema cuando hacemos movimientos rápidos y explosivos en los que nos soltamos y nos volvemos a coger de nuevo.

A mí jamás se me ocurriría hacer estos fly monkeys o bouldering con guantes.

ES MENOS FUNCIONAL

Si entrenamos siempre con guantes no vamos a endurecer las manos, mantendremos unas manos de piel fina, sensible y susceptible de romperse con facilidad.

No voy a decir que reventarse los callos de la mano sea agradable, pero considero que es un mal menor por el que todo deportista que utilice mucho las manos es posible que tenga que pasar alguna vez (yo me he levantado decenas de callos en cada mano antes de conocer el truco que luego te desvelaré). A parte de eso, entrenar con las manos desnudas desarrolla unas palmas más fuertes, resistentes a las temperaturas agresivas, golpes, caídas, etc… y por supuesto el agarre a las barras, kettlebells u otro material de entrenamiento es mucho mejor que con guantes (mientras tengas magnesio).

Al final, si tienes unas palmas de las manos fuertes y duras vas a sacar más partido del entrenamiento y tendrás unas manos más preparadas para afrontar cualquier situación.

 

PERO ENTONCES, ¿NO SON ÚTILES PARA NADIE?

Hace años que aprendí que entre blanco y negro siempre hay muchos grises.

 

Depende del entrenamiento: Los guantes pueden ser útiles si como he dicho antes, en tu entrenamiento solo utilizas máquinas guiadas y barras/mancuernas con poco peso (un tipo de entrenamiento que personalmente no suelo recomendar a casi nadie, puesto que es poco eficiente y funcional, aunque puede ser necesario para algunas personas).

Spartan race

 

Depende del terreno: También es importante valorar el tipo de terreno sobre el que se entrena. Por ejemplo, en una carrera de obstáculos en mitad del monte, en la que tienes que atravesar tramos rocosos y trepar a la cuerda con las manos mojadas y embarradas, el uso de unos buenos guantes quizás sí puede ser más interesante.

 

Depende de tu estilo de vida: Es evidente que en personas que por su trabajo o estilo de vida necesiten unas manos suaves y lisas, el uso de guantes sí tiene más importancia. Por ejemplo, masajistas o músicos. Sin embargo, esto no significa que entrenar con las manos desnudas construya unas manos ‘’rascosas’’ o ‘’dolorosas’’, ya que a unas manos duras también se les puede mimar y dar unos cuidados mínimos.

 

CÓMO CUIDAR LAS MANOS Y EVITAR LESIONES SI NO UTILIZAMOS GUANTES

Aunque las manos estén fuertes y duras, también se pueden levantar los callos, produciendo ese dolor que nos imposibilita entrenar durante días o hasta más de una semana.

Así pues, ¿cuáles son los cuidados que recomiendo para las manos?

Paso 1: Mantener las manos lisas

El motivo principal por el que se rompen/levantan los callos en una mano entrenada es el relieve. Si nuestros callos sobresalen en forma de pequeños bultos duros, estos bultos son los que, cuando hagamos movimientos explosivos o estemos mucho tiempo ejerciendo presión en las manos, terminan pellizcándose hasta finalmente ¡rac! levantarse la piel.

Para evitar esto mi consejo más importante es que utilices una cuchilla para callos y te dejes la palma de las manos lo más lisa posible.

 

La ventaja de esto es que tus manos seguirán estando duras y resistentes pero no rascarás a nadie cuando le toques y disminuirás (mucho) el riesgo de que se te levante un callo.

Paso 2: Pulir la piel con una piedra pómez y aplicar alguna crema o aceite

Una vez has cortado los callos, queda pasar un poco la piedra pómez u otra ‘’lija’’ que tengas para dejar las manos más suaves. Finalmente puedes utilizar alguna crema o aceite (yo uso aceite de coco a veces) para suavizar la piel, más aun si utilizas frecuentemente magnesio para entrenar, que reseca mucho las manos.

 

MANOS MODO ‘’BEAST’’

Aunque construir unas manos a prueba de balas lleva años de trabajo y constancia, al final, vale la pena. Personalmente no recuerdo la última vez que tuve problemas porque se me levantara un callo, de hecho, la última vez que ocurrió apenas me enteré porque debajo de ese callo levantado había más callo. O sea, callos sobre callos. Si llegas a ese punto, no volverás a sufrir por tus manos en los entrenamientos. Eso sí, si dejas de entrenar un tiempo la piel vuelve a ablandarse, así que unas manos fuertes son una demostración de constancia, no vale saltarse los entrenamientos 😊

 

RESUMEN:

  • Los guantes pueden ser peligrosos y comprometer tus resultados, técnica o integridad física si haces ejercicios explosivos y dinámicos porque dificultan el agarre y pueden deslizarse en la mano.
  • Pueden ser útiles para personas que necesiten unas manos muy suaves y lisas, como por ejemplo masajistas o músicos o si el terreno donde entrenes sea peligroso u hostil para tus manos.
  • En general es recomendable entrenar sin guantes y dejar que las manos se endurezcan.
  • El mejor cuidado para evitar lesiones es cortar los callos con una cuchilla especial, lijar las manos con una piedra pómez y aplicar cremas/aceites hidratantes o que suavicen la piel (por ejemplo aceite de coco)
  • Si eres constante llevarás tus manos al nivel ‘’BEAST’’ y se acabarán tus preocupaciones.

 

 

Hasta aquí el artículo de hoy. Sé que es algo distinto a lo que suelo publicar, pero tenía ganas de escribirlo hace tiempo. Por supuesto cada persona es libre de decidir utilizar o no guantes, al margen de lo que yo diga, así como puedes no utilizar guantes y tampoco hacer ningún cuidado de las manos, la ventaja de eso es que podrás hacer exfoliaciones gratuitas a tus amigos/as 😊

 

IMPORTANTE: Si vas a utilizar guantes, por favor, ten especial cuidado en que no sean de piel. No es necesario matar a ningún animal y arrancarle la piel para hacer unos guantes, zapatos o chaquetas, tenemos millones de alternativas de tela y otros materiales sintéticos. Usemos ese corazoncito que hay en el pecho.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply